lunes, octubre 03, 2005

Recado para Violeta Parra

Me acabo de acordar que Violeta Parra nació el 4 de octubre. Y mañana es 4 de octubre. Fue en 1917, lo que quiere decir que ahora tendría 88 años, ¿no? El año pasado organizamos una fiesta para celebrar el cumpleaños. Estaba la Lily García que trabaja cerca mío (nos separa un tabique gris como de panteón) y que es una excelente poeta y cantante. Estaba también Saiko; la cantante del grupo, Denise Malebrán, tiene una voz maravillosa e interpreta ídem. También estuvieron Juan Luis Fuentes, cantor de San Carlos, Iván Latapiat, un músico sensible e hiper creativo, y el cineasta Luis Vera con su documental. El tío Lalo y el tony Canarito, el conchito de los Parra, fueron la guinda de la torta en una fiesta familiar en la que todos eran voluntarios. NADIE GANÓ PLATA! A la Isabel Parra no le gustó que no hubiera plata y que a nadie se le pagara por asistir al cumpleaños. No quiso participar ni dejar que se exhibieran las arpilleras de Violeta o que se mostrara el video que ella tiene de la exposición en el Louvre. ¿Por qué se me ocurrió hacer esa celebración sin plata, sin auspicio, si pagarle a nadie? Tengo la impresión de que Violeta siempre hacía todo con cuatro palos y no andaba por ahí pidiendo plata. ¿Raro no? Que se puedan hacer cosas sin estirarle la mano a nadie, en pleno siglo XXI, el siglo de la economía global en que hasta por recitar sus poemas a uno le pagan.
Pero, ¿será necesario celebrar a Violeta de este modo? ¿Se podrá recuperar su estilo de vida de "avanzar sin transar" y de no venderse nunca? ¿Por qué no seguir cantando Gracias a la vida en todos los idiomas y chao, si es que eso quiere decir "ser universal"? Estoy convencida de que hay en Violeta una ética que es la ética del pueblo, de esa parte del pueblo que permanece aún inmune al exitismo; también está la ética de la artista que se niega a servir a cualquier corte, aunque el costo sea no recibir premios ni becas ni embajadas.
Me gusta la idea de celebrar a Violeta todos los años. Como poeta me parece tanto o más potente que como compositora de canciones o resucitadora del folklore campesino. Pero, claro, cuesta que la incluyan en antologías poéticas. Hace unos años hicieron una de "poesía femenina", ese engendro raro que permite justificar la existencia de mujeres que escriben poesía, y no la incluyeron, por folklorista. Nicanor decía por ahí que la poesía en décimas llegó a Violeta a través de él. Puede ser que él le haya enseñado algo de la Lira popular, pero creo que ese fue más bien un agregado y no la génesis del asunto. Violeta llegó a la décima como llegan todos los poetas populares, a través de las fiestas que se realizan en los patios de las casas humildes. La relación de Violeta con la décima nunca fue académica ni intelectual; hay en sus composiciones un cariz sensual y también una práctica de la rima que, de tanta insistencia, se vuelve natural y virtuosa, al mismo tiempo.
Si me preguntan quiénes son mis poetas chilenas favoritas, inequívocamente respondo que Violeta Parra y Gabriela Mistral. La Mistral fue intensa, escarbó en la hondura de las "cosas", como llamaba ella a casi todo lo que la rodeaba, incluso a las personas, hasta extraer el sustrato salvaje del lenguaje y de las emociones, pero no se atrevió a desafiar a una sociedad que gustaba más de las profesoras abnegadas que de las artistas "liberales". Violeta, en cambio, fue completamente indiferente a las convenciones y creó música y poesía a partir de su propio ser pasional, arbitrario, imperfecto, pero libre.

6 Comments:

At 11:32 a. m., Blogger Silver Fox said...

Hey, you have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!

I have FREE leads for your business. Hey, these are free for the asking. All you need to do is visit my website.

Come and check it out if you get time :-)

 
At 1:16 p. m., Blogger lia said...

Vero, ¡gracias por acordarnos del cumpleaños de Violeta Parra! aunque mucha gente tenga blog, el tuyo está maravilloso! sabes? yo le escribo a Lía todos los días y hace poco publiqué la cueca que le compusiste. Abrazo, bernardita

 
At 1:37 p. m., Blogger Jorge said...

Muy lindo, sensible y lleno de amor. Como todo lo que tocas ...
Pena que los "Lobos Esteparios" se están extinguiendo ...

 
At 4:21 p. m., Blogger Fontana said...

Nicanor no le enseñó a hacer décimas a la Violeta, claro que no.
En honor a la verdad, creo que lo que él dijo fue que le había sugerido a la Viola escribir su vida en décimas. Eso sí puede haber sido.
Gracias a ti, Vero, mañana celebraré el cumpleaños de Violeta.

Abrazos

 
At 3:31 a. m., Blogger Noticias del Viejo Mundo said...

Chuta! no sabía que el cumple de la Violeta el ano pasado había sido tan bueno ... bueno, eso me pasa por andar lejos del mundo ... Cuando dijiste eso de los poetas que ganan dinero por recitar, se me vino inmediatamente a la mente, una "peregrina chilensis" que estuvo en Colonia para el encuentro de jovenes y en una entrevista le preguntaban como solventaba su vida: "recito poemas en los bares del norte" ... es raro eso de no hacer cosas por plata, pero a veces no importa y estás igual de feliz. Salu2

 
At 1:08 p. m., Blogger virgencita said...

G. Nicanor dijo en una entrevista a Leonidas Morales que Violeta había llegado a la décima a través de él. Creo que se trata de un cachetoneo bien intencionado, en todo caso. La autobiografía claro que se la propuso él.

 

Publicar un comentario

<< Home